El cultivo de la almendra al detalle

El cultivo de la almendra al detalle

En Bioterra somos amantes de los frutos secos pero especialmente de la almendra. Tenemos 4.000 hectáreas de cultivo de almendros y más de 600 agricultores a los que asesoramos para que elijan la variedad más adecuada, según el clima y el tipo de tierra, y mimen el producto hasta que llegue a tus manos. Por eso podemos contaros de forma detallada el proceso de cultivo de la almendra que tanto nos apasiona.

Cómo se cultiva la almendra

El primer paso es una buena elección del terreno teniendo en cuenta factores climatológicos, geográficos y ecológicos.

El terreno por ejemplo debe ser ligero, fértil y que drene bien el agua para que no se acumule y dañe las raíces provocando que se pudran.

Además, hay que tener en cuenta que es un árbol que requiere mucho sol y mucha luz y al que el frío  por debajo de cero grados en el momento de la floración y en el cuajado del fruto no le viene bien, de ahí que muchas plantaciones de almendro en nuestro país se encuentren en las zonas de Extremadura y Andalucía. 

Elegir la variedad de almendra española adecuada es fundamental en el proceso de plantación, esto se determina tras el estudio del suelo, del clima de la zona, e incluso en función de la rentabilidad de cada variedad, atendiendo al precio de mercado y los kilos de almendra previstos por árbol.

Desde Bioterra asesoramos a nuestros agricultores en esta elección, teniendo en cuenta también el marco de plantación, la compatibilidad temporal con otras variedades para facilitar su recolección o la calidad esperada entre otras.

Con estos detalles claros, es hora de comenzar la preparación del suelo para la plantación.

Primero hay que descompactar bien el terreno mediante labores profundas y superficiales, y limpiarlo para eliminar cualquier resto que haya podido quedar del cultivo anterior. 

Luego se planta como cualquier árbol, siempre dejando el injerto por encima del nivel del suelo, cubriendo las raíces con tierra y presionando alrededor para evitar bolsas de aire, y después, se riega para fomentar que las raíces hagan un buen contacto con el suelo y tengan humedad.

 

A continuación, es muy recomendable abonar el terreno para que la fertilidad, al menos los primeros años de crecimiento del almendro, esté garantizada.

Por último, generalmente se colocan tutores y protectores para que los animales no se coman el árbol incipiente.

Proceso de la almendra del campo a tu mesa

El proceso de plantación es el primero como hemos explicado en el apartado anterior, atendiendo siempre a factores como la tierra y la climatología para elegir las variedades más apropiadas.

El siguiente paso es el cultivo, que desde Bioterra se realiza de forma sostenible para lograr la calidad excepcional de los productos que ofrecemos a nuestros clientes. En esta fase se cuidan y vigilan los almendros con el fin de optimizar la polinización del almendro, la cual se produce acompañada por lo general de la llegada del buen tiempo, antes de la primavera.

Tras unos meses se realiza la cosecha. La recolección de la almendra suele darse a partir del mes de agosto cuando el producto está en su punto óptimo.

El último paso es entregar la almendra en nuestras instalaciones para descascararla, procesarla o envasarla de cara a su comercialización.

Dónde están las principales plantaciones de almendro en España

España es uno de los países donde tradicionalmente se cultiva la almendra por ser un producto que necesita es sol y ausencia de heladas en los momentos de floración y cuajado. 

De entre todas las comunidades, Andalucía es con diferencia la que más producción de almendras concentró en 2021 según los datos del Anuario 2020 del Ministerio de Agricultura, las asociaciones DESCALMENDRA y AEOFRUSE, que realizaron una estimación preliminar para la cosecha de 2021. Según estas mismas estimaciones, le siguen Castilla la Mancha, Comunidad Valenciana, Aragón y Murcia.

En Bioterra concentramos la mayor parte de nuestros agricultores asociados en la comunidad de Extremadura, contando también con explotaciones en Andalucía, Castilla la Mancha y Castilla y León. Más de 4.000 hectáreas de cultivo que llevan trabajándose de forma sostenible durante varias generaciones para ofrecer a nuestros clientes productos de la máxima calidad.

Cronología del proceso de formación de la almendra

https://bioterra.es/blogs/bioterra/floracion-del-almendro#

¿Cómo va apareciendo la almendra en los árboles? En Bioterra hemos escrito sobre este precioso proceso de floración anteriormente y hemos compartido fotos al detalle de cómo un pequeño brote se va convirtiendo en el apreciado y nutritivo alimento a cuya producción y elaboración nos dedicamos.

En resumen, primero aparece un pequeñísimo brote llamado “yema de invierno” que posteriormente se hincha y va aumentando de tamaño poco a poco.

Luego las yemas florales continúan desarrollarse hasta el estado de “botón verde”,  aparece el cáliz de la flor que continúa creciendo y alargándose y da paso al “botón blanco o rosa”, cuando los sépalos se separan y aparece la corola con los pétalos cerrados.

A partir de ese momento comienza la floración, los pétalos se van abriendo hasta que se abre la flor blanca al completo. 

Tras la polinización, las flores van perdiendo sus pétalos, el estilo y los estambres se marchitan y se secan dando paso al “fruto cuajado”. Es el momento en el que comienza a crecer el “fruto joven”, alcanzando su estado de “fruto desarrollado” tras unos meses.

Cuando la semilla ya está madura y la característica envoltura verde de la almendra se desprende, comienza a secarse poco a poco y el fruto se separa ligeramente del tallo, facilitando así que se desprenda. Así llega la almendra a su madurez y está lista para ser recolectada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.