¿En qué consiste el certificado Kosher? En Bioterra lo tenemos y te lo contamos

¿En qué consiste el certificado Kosher? En Bioterra lo tenemos y te lo contamos

El certificado Kosher tiene cada vez más relevancia en el mercado de la alimentación y para obtenerlo hay que cumplir una serie de estrictos requisitos tanto de producción como en la calidad y origen de los alimentos. En Bioterra los cumplimos, de ahí que hayamos obtenido esta certificación cada vez más valorada por los clientes. Te contamos en qué consiste.

El certificado Kosher garantiza que los productos respetan los preceptos de la religión judía, es decir, que se consideran perfectamente aptos para ser consumidos por los practicantes de esta religión.

Para conseguir esta certificación es necesario cumplir requisitos tanto en el proceso de producción como en los ingredientes y es indicador de que un producto cumple las estrictas normas de limpieza, pureza y calidad.

El certificado Kosher desempeña actualmente un papel muy importante en las ventas del sector de la alimentación tanto en ingredientes como en productos del mercado minorista, así como en establecimientos de restauración. Pero esto no es sólo porque haya un importante mercado judío, sino porque además, dicho certificado obliga a cumplir ciertas normas de transparencia, forma de producción y tipos de alimentos que cada vez son más demandados por el público aunque no profesen la religión judía.

Sería muy extenso contar todos los requisitos necesarios para obtener el certificado Kosher, pero podemos partir de que los alimentos se dividen en tres categorías: lácteos, cárnicos y neutros.  Los alimentos cárnicos deben proceder de rumiantes que tengan pezuña partida, así la vaca es Kosher por incluir ambas características, pero no el cerdo, que no es rumiante. Los lácteos deben proceder así mismo de animales Kosher, existiendo la prohibición de mezclar productos cárnicos con lácteos. Los alimentos neutros; frutos secos, cereales, verduras, frutas etc pueden consumirse con los lácteos y cárnicos.

Por lo indicado anteriormente y el alto nivel de control sobre los procesos productivos y especificaciones en el etiquetado, el certificado Kosher no sólo es buscado por consumidores judíos, sino también por otros colectivos, es una garantía para el consumidor, de este modo, un vegetariano o vegano o las personas alérgicas puede saber con la etiqueta si un producto tiene o no carne o pescado, leche o sus derivados ya que los lácteos (así que otros componentes) están muy controlados en todo el proceso.

Esta etiqueta se ha convertido en una forma de identificar valores como la calidad y procedencia de los alimentos, la transparencia en el sistema de producción y el buen hacer de la fabricación, poniendo especial atención en la preparación, así como en limpieza de la maquinaria que se utiliza en dicha preparación. Además, todos los requisitos para la obtención de la acreditación Kosher deben ser comprobadas por un organismo independiente, lo que aporta más seguridad a los consumidores sobre la veracidad y transparencia en cuanto a lo indicado en la etiqueta del producto.

A nivel mundial, los productos con la certificación Kosher se perciben como saludables, naturales y de mejor calidad y en Bioterra ya lo tenemos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.