Envíos a todo el mundo - España gratis a partir de 25€ *

6 beneficios de comer fruta deshidratada

6 beneficios de comer fruta deshidratada

La fruta deshidratada no es más que fruta natural a la que se le extrae el agua para evitar que se pudra y madure de manera que sus propiedades quedan muy concentradas y duran mucho más.

En Bioterra estamos comprometidos con la salud y la calidad, por eso nuestras frutas deshidratadas son secadas al sol de forma natural y están dentro de nuestra gama Bio por ser ecológicas.

Se trata de uno de los snacks más saludables ya que tienen gran cantidad de propiedades como veremos a lo largo de este artículo.

Además, son un aperitivo sabroso, ideal para comer entre horas o para mezclar con otros ingredientes en desayunos, ensaladas y meriendas.

Otra ventaja es que son fáciles de conservar y se pueden llevar fácilmente a cualquier parte porque no se estropean como la fruta fresca, no importa si reciben algún golpe, y pesan y ocupan muy poco. Lo que las hacen ideales para deportistas o para llevarlas en el bolso o mochila a cualquier parte.

 

Son saciantes e ideales como tentempié

Las frutas deshidratadas, además de dar energía y nutrir, sacian el hambre. Esta característica las hace idóneas como tentempiés, ya que además de ocupar mucho menos que la fruta fresca y tener mucho mayor duración, pueden acompañarnos siempre a cualquier lugar.

El motivo por el que dan sensación de saciedad es principalmente por el alto contenido en fibra aunque la proporción obviamente varía mucho según de qué fruta deshidratada hablemos. Por ejemplo las ciruelas pasas aportan 16 gramos de fibra y las uvas sólo contienen 7 g. de fibra por cada 100 g. de producto.

 

Gran aporte de energía

Una ración de fruta deshidratada (25-50 g.) aporta a nuestra ingesta alimentaria unas 50-70 Kcal. por su alta concentración de azúcares. Entre las más energéticas se encuentran las uvas pasas (278 Kcal/100 g), seguidas de los higos secos (248 Kcal) y las ciruelas (172 Kcal/100 g).

Por todo esto se trata del alimento perfecto para personas que practican deportes de larga duración y para las provisiones que llevan los montañeros y excursionistas. Pero no sólo para el alto rendimiento, todos consumimos mucha energía en nuestro día a día y las frutas deshidratadas son idóneas para compensar ese ajetreo cotidiano, tanto para adultos como para niños, de forma saludable.

Son ricas en fibra y previenen el estreñimiento

Las frutas deshidratadas son una muy buena fuente de fibra, lo que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y previene el estreñimiento, especialmente si se consumen habitualmente.

Las ciruelas y los dátiles son las que contienen más fibras, por lo que son las mejores a las personas con problemas de tránsito intestinal.

 

Previenen enfermedades cardíacas

La ingesta diaria de fruta previene el riesgo de padecer enfermedades cardíacas gracias a varios mecanismos: la actividad antioxidante y el efecto cardioprotector de algunos minerales y vitaminas de las frutas.

Gran parte del valor nutricional de la fruta fresca se mantiene en la fruta deshidratada e incluso aumenta la concentración de nutrientes y antioxidantes y las elevadas cantidades de potasio que tienen las frutas deshidratadas. Como las ciruelas o las uvas pasas, que ayudan en parte a reducir el riesgo de enfermedades del corazón al regular el nivel de tensión arterial, según apunta este estudio.

Además, en otra investigación publicada por US National Library of Medicine National Institute os Health se constató que el consumo de uvas pasas desecadas afectó positivamente al metabolismo del colesterol y de los marcadores de inflamación, lo que se tradujo en una notable protección contra enfermedades cardiovasculares.

 

Fortalecen y protegen los huesos contra enfermedades

Se ha demostrado que las ciruelas pasas pueden reducir la pérdida de hueso que provocan ciertas enfermedades óseas como la osteoporosis. Además, la National Librery os Medicine apunta en una de sus publicaciones que su consumo no solo ayuda a prevenir la pérdida de hueso sino que también la revierte.

Por otra parte, las frutas deshidratadas suelen tener grandes cantidades de nutrientes relacionados con la salud de los huesos como son el calcio, el boro, la vitamina K o el magnesio. Todos estos son micronutrientes que están entre 3 y 5 veces más concentrados en las frutas deshidratadas frente a las frutas frescas.

 

Ayudan a prevenir la anemia

Tomar fruta deshidratada es una buena recomendación para las personas que padecen bajo niveles de hierro, especialmente los orejones de albaricoque, que contienen hasta 7 mg. de hierro por cada 100 gramos de producto.

Desde Bioterra recomendamos que pruebes a incorporar las frutas deshidratadas en tu dieta, tanto solos como snacks, así como complementos para ensaladas, bowls de desayunos, etc.

Te ofrecemos desde nuestra gama de productos Bio algunas delicatesen deshidratadas como los higos ecológicos de Extremadura, pasas Sultanas deshidratadas al sol, dátiles deshuesados Deglet y orejones de albaricoque. Con ellas no sólo disfrutarás de un aperitivo o complemento a tus comidas sabroso, sino también muy saludable.

Leave a comment

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal €0,00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods