Empanadillas argentinas

Con la llegada del calor todos disfrutamos con más facilidad de la hora del aperitivo. Un momento en el que poder tanto refrescarnos como ir abriendo boca. En especial los fines de semana, cuando nos reunimos y picoteamos algo en la terraza, en el jardín, o incluso en la piscina. Para estas ocasiones os traemos una receta que hará las delicias de quienes las prueben: empanadillas argentinas al estilo de Bioterra.

 

Ingredientes

  • 500g de masa para empanadas
  • 250g de lomo de ternera
  • 4 huevos duros picados
  • 1 huevo (para pintar las empanadas)
  • 2 cebolletas (grandes)
  • 1 cucharada de comino molido y cebollino picado
  • Pimienta negra recién molida y sal (al gusto)
  • 2 cayenas picadas
  • 1/4 taza de aceituna picadas
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva o aceite de girasol (al gusto)
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 1 pimiento rojo
  • 50g de pistachos pelados
  • Aceite de oliva virgen

 

Preparación

Para el relleno corta el lomo en tiras pequeñas e iguales. Machaca en un mortero la cayena, el pimentón, el comino y una cucharada de vino blanco. Adoba los trozos de carne con la pasta anterior y sazona al gusto con un poco de pimienta y sal. Es conveniente dejar la carne bien tapada en la nevera toda la noche para que adquiera bien el sabor. Después fríe en una cazuela con aceite de oliva (2 cucharadas) y reserva la carne con su jugo. Pica las cebolletas y el pimiento en juliana. Añade más aceite y sofríe la cebolla y el pimiento morrón a fuego muy lento, que ablande pero que no se dore. A los 10 minutos añade el vino blanco. A continuación, cuando el sofrito se ablande, añade la carne y su caldo. Rectifica la sal y la pimienta y deja que reduzca, pero que haya suficiente caldo para que las empanadillas queden jugosas. Introduce el huevo duro picado en trozos grandes y las aceitunas y los pistachos, ambos muy picados. Acto seguido, mezcla todo el relleno y déjalo enfriar para poder continuar con la receta.

Para preparar las empanadillas, enharina la encimera de la cocina y estira la masa con el rodillo hasta que quede con un espesor fino. Luego córtalas con una taza o molde de unos 15cm de diámetro. Después añade el relleno a cada una, 1 cucharada de relleno en cada una. Es muy importante que el relleno este frío para que la masa aguante bien a la hora de freír. Pinta el borde de cada una con ayuda de una brocha de cocinar y un huevo batido. Tapa con la otra mitad bien estirada y séllala por los bordes trenzando la parte inferior sobre la superior con la ayuda de un tenedor. Fríe en abundante aceite, tiene que estar muy caliente. Por último, sácalas cuando estén doradas. Sírvelas en un plato con papel absorbente y ya solo queda emplatar.

 

Puede parecer un poco engorroso al principio, pero los resultados son espectaculares una vez las pruebes. Para acompañar puedes incluir alguna salsa de mostaza y miel o una ensalada ligera.

Comparte nuestras noticias:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone