Crema de orejones

No hay mejor forma de combatir el calor que con algo frío. Por eso hoy os traemos la receta de un postre, sencillo y ligero, perfecto para refrescarse y darse un dulce capricho tanto en el desayuno como al final de la comida.

 

Ingredientes:

Preparación:

Coloca los orejones en un bol, cúbrelos con agua y déjalos remojar durante toda la noche. A la mañana siguiente, vierte los orejones, junto con el agua, en una cacerola y llévalos a ebullición. Deja que se cocinen durante 20 minutos a fuego lento. A continuación, reduce los albaricoques con un poco del jugo de su cocción en puré con ayuda de la batidora. Después, déjalos enfriar, añade el yogur y mézclalo todo bien. En otro recipiente, monta la clara de huevo a punto de nieve y vierte poco a poco el azúcar, sin dejar de batir. Por último, incorpora muy lentamente en el puré, luego divídelo en recipientes y guárdalos al menos 2 horas en la nevera.

 

Se trata de un postre que además de estar riquísimo tal cual lo preparas, acepta que le añadas tu toque personal. Prueba añadiendo miel, chocolate, caramelo o frutos secos en el recipiente y disfruta cada vez de un postre único.

Comparte nuestras noticias:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone