Envíos a todo el mundo - España gratis a partir de 25€ *

Diferencias entre materiales compostables, biodegradables y reciclables

Diferencias entre materiales compostables, biodegradables y reciclables

¿Conoces las diferencias que hay entre los materiales compostables, biodegradables y reciclables? ¿Quieres saber cuál de ellos es más ecológico y sostenible? ¿Te interesa aprender a diferenciarlos?

Te lo explicamos en este artículo para que puedas decidir mejor a la hora de elegir el consumo de unos u otros.

Materiales reciclables

Los materiales reciclables son aquellos que, después de un tratamiento en una planta especializada, pueden reutilizarse para tener una segunda vida.

Entre los ejemplos de materiales reciclables que todos conocemos están el cartón, el papel, el vidrio, el plástico, textiles, etc. Esto significa que por ejemplo,en el caso de una botella hecha de plástico, puede reciclarse su material y convertirse luego en otro objeto o envase nuevo.

Así, cuando introducimos algo de un material reciclable en el contenedor,  como una caja de cartón, pasa a una planta de reciclado donde se procesa con un tratamiento específico para poder ser usado de nuevo.

Reciclar es un buen paso para cuidar el medio ambiente, pero hay que tener en cuenta que para reciclar dicho material, las plantas usan químicos y energía que no son buenas para la sostenibilidad del planeta, por lo que sería aún mejor usar materiales compostables o biodegradables como veremos a continuación.

Materiales biodegradables

Son aquellos que se descomponen en los diferentes elementos químicos que lo constituyen de manera natural. Esto quiere decir que el sol, el agua o microorganismos como los hongos o las bacterias lo degradan de manera que pueden volver a la tierra.

Sin embargo, no todos los materiales tardan lo mismo en biodegradarse, esto depende de diferentes factores como su composición, los organismos degradadores y el medio en el que se encuentre.

Es muy importante tener esto en cuenta porque mientras una cáscara de plátano tarda sólo entre 2 y 10 días en descomponerse, el papel tarda entre 2 y 5 meses y un filtro de cigarrillo entre 1 y 2 años.

Por todo ello, a quienes quieran ir un paso más allá hacia una vida sostenible, lo ideal es consumir en la medida de lo posible, materiales compostables como veremos a continuación.

Materiales compostables

Los materiales compostables son de origen orgánico y son aquellos que, al descomponerse biológicamente, producen agua, compuestos inorgánicos, dióxido de carbono y biomasa, sin que queden residuos tóxicos ni visibles. Estos materiales se convierten en lo que se conoce como compost, es decir, nuestros residuos pueden volver a la tierra como abono pasado un tiempo.

Normalmente relacionamos lo compostable con lo orgánico y por muy extraño que parezca, en el mercado hay multitud de artículos compostables que no aparentan ser orgánicos, pero que efectivamente pueden convertirse en compost.

Con todo esto podemos decir que todo material compostable es biodegradable pero no todo material biodegradable es compostable. En este sentido, para poder unificar criterios, el Comité Europeo de Normalización (CEN) editó la norma EN 13432 titulada: “Requisitos de los envases y embalajes valorizables mediante compostaje y biodegradación. Programa de ensayo y criterios de evaluación para la aceptación final del envase o embalaje”. Según esta norma, para que un material sea considerado compostable debe cumplir una serie de requisitos entre los que destacan:

  • Que se degrade al menos un 90% de su masa total en un plazo máximo de 6 meses.
  • Que esté completamente fragmentados en partículas de tamaño inferior a 2mm x 2mm al cabo de 12 semanas.
  • Que no deje residuos tóxicos ni visibles si los abandonamos en el medioambiente.

Los materiales compostables más comunes son; hojas, residuos vegetales del jardín como el césped, frutas y verduras, residuos animales como espinas de pescado, semillas, pelo, café y bolsas de té, etc.

Sin duda los materiales compostables son los más ecológicos porque no dejan residuos ni toxicidad y además, se pueden utilizar posteriormente como fertilizante e incluso como generadores de energía.

Cómo diferenciar un producto de material reciclable, biodegradable o compostable

Pero diferenciar los materiales no siempre es sencillo porque hoy en día existen muchos tipos de envases que pueden ser biodegradables e incluso compostables, aunque no lo parezcan, ya que cada vez más empresas se preocupan por la sostenibilidad y quieren atender la creciente demanda de productos ecológicos.

Para distinguirlos hay que preocuparse en mirar las etiquetas que lo indican. Los iconos más frecuentes para estos tres tipos de materiales son los siguientes:

Reciclable: A menudo se utilizan las 3 flechas que forma de triángulo.

Biodegradable: Suele representarse con una hoja o tres hojas formando un círculo.

Compostable: Hay diferentes distintivos, el más común es un lazo acabado en dos hojas, pero también puedes verlo con una manzana mordida y en otros formatos.

Para estar seguro de que es compostable, revisa el código que aparece debajo del logo, identificando al organismo certificador.

No obstante, además de los iconos, el material puede venir anunciado en el envase, especialmente cuando es compostable, ya que requiere un gran esfuerzo económico y logístico fabricar envases con materiales de esas características. Otro objetivo es ponérselo fácil al consumidor a la hora de elegir un producto.

¿Conocías las diferencias entre estos tipos de materiales? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Deja un comentario

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal €0,00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods