Un tentempié lleno de beneficios

Las uvas pasas, como su propio nombre indica, son uvas deshidratadas. Pues se dejan secar hasta que queda un fruto dulce y de color oscuro.

Contienen una gran fuente de energía, gracias a sus altas dosis de hidratos de carbono. Por ello, su consumo es muy recomendable en deportistas. Al estar secas el contenido nutricional es mayor, esto se debe a que la uva ha perdido el agua y han permanecido los azúcares, que le dan su característico sabor y contenido energético.

Junto a esto debemos destacar su alto contenido en potasio, necesario para el perfecto funcionamiento del organismo, ya que nos ayuda a eliminar líquidos del cuerpo y a mantener los tendones y articulaciones a raya. En fibra, necesaria para mantener un perfecto tránsito intestinal, a la vez que nos ayuda a eliminar toxinas del organismo. Las pasas también son una gran fuente de antioxidantes, pues contienen un gran número de biofalvonoides que sirven de protección celular y previenen determinadas enfermedades como el cáncer.

Después de conocer sus múltiples propiedades, te animamos a que las consumas más a menudo pues te aportarán salud y bienestar de una forma muy dulce.

Comparte nuestras noticias:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone