Leche de almendras, una receta casera

Hace tiempo que las conocidas como “leches vegetales” están muy presentes en los estantes de los supermercados. Por ello, hoy en Bioterra te enseñamos a preparar leche de almendras. Una receta muy sencilla, fácil de preparar en cualquier casa y que da como resultado una bebida deliciosa. Además, es una fuente de vitaminas, proteínas y calcio, con múltiples beneficios como no contener lactosa y ser baja en calorías.

Ingredientes

Preparación

Comienza colocando las almendras dentro de un recipiente, cúbrelas con agua y déjalas en reposo toda la noche. Cuanto más tiempo estén en remojo, más cremosa quedará la leche. Escurre las almendras y enjuágalas bajo el grifo. A continuación, mételas en la batidora, añade el agua fría y bate a máxima potencia durante 2 minutos. El resultado deberá quedar lo máximo triturado posible y verse de un color blanquecino. Ten en cuenta que su cremosidad final dependerá de la cantidad de agua que le pongas. Después, coloca un paño extendido a lo largo del colador, que a su vez debe estar colocado encima de un recipiente. Vierte el contenido de la batidora sobre el mismo, filtrando el líquido de la pasta. Aprieta todo lo que puedas para exprimirlo bien, haciendo que la pasta quede lo más seca posible. Al finalizar ajusta su dulzor. Guárdala en un recipiente hermético y métela en el frigorífico, no olvides agitarla antes de servirla.

La pasta de almendras resultante se llama “okara” y se puede utilizar como si fuera harina para bizcochos, bases de tartas, galletas o magdalenas, por ejemplo. Esta leche se puede hacer con otros frutos secos como anacardos o nueces.

Comparte nuestras noticias:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone