Feos (qué vivan)

Tras este título se esconde una receta de repostería muestra de la gastronomía castellano-leonesa, los feos, galletas de apariencia no muy agraciada, pero de un sabor intenso a crocante de almendra.

La receta es sumamente sencilla, tanto que hasta los más pequeños de la casa pueden ayudar en su preparación.

 

Ingredientes (salen unas 30 galletas):

• 250 g. de azúcar

• 250 g. kilo de almendras crudas peladas y troceadas

• 125 g. de harina

• una pizca de levadura

• 2 o 3 claras de huevo (dependiente del calibre del huevo)

 

Elaboración:

Se trocean las almendras. No importa que los trozos sean irregulares; al contrario, eso les confiere su aspecto característico.

Mezclamos en un cuenco el azúcar, las almendras troceadas, la harina y la levadura.

Batimos por separado las claras de huevo ligeramente y las incorporamos junto con los otros ingredientes.

Mezclamos la masa con el tenedor hasta conseguir una masa de consistencia pastosa.

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º

Forramos una bandeja con papel de hornear y colocamos en ella montoncitos de masa separados unos de otros.

Con los dedos humedecidos aplastamos los montoncitos dejando la masa lo más estirada posible.

Introducimos la bandeja en el horno precalentado a 180º y cocemos las galletas durante 20 minutos o hasta que estén bien doradas.

Sacamos la bandeja del horno, separamos los galletas del papel y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Ya fríos, los feos se conservan durante mucho tiempo en un recipiente hermético.

Comparte nuestras noticias:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *